La Escuela de Arquitectura de Yale Capacita a sus Alumnos con la Tecnología de Fresado MDX

Yale School of Architecture

Como Arquitecto, John Eberhart adora ver cómo los diseños cobran vida. Él es crítico en la Escuela de Arquitectura de Yale, así como propietario de una empresa especializada en arquitectura residencial de primera clase y arquitectura comercial ligera. En sus clases, los estudiantes tienen la oportunidad de crear sus diseños en las máquinas fresadoras MDX de Roland.

"La fresadora de Roland fue el primer dispositivo que compramos allá por el 2001", dice Eberhart. "Dicté todo un curso con esa máquina". Actualmente, la Escuela de Arquitectura es propietaria de una MDX-650 y dos MDX-540 de Roland para satisfacer la demanda. Los dispositivos están localizados en el taller de fabricación de la Escuela de Arquitectura, junto con equipos de carpintería y fresadoras CNC más grandes.

El taller de fabricación está disponible para todos los estudiantes de arquitectura de Yale, un grupo que comprende 200 estudiantes de postgrado y 50 de licenciatura. Hasta 25 estudiantes al mismo tiempo pueden utilizar el taller. "En los exámenes parciales y finales, las fresadoras Roland están reservadas completamente durante semanas", dice Eberhart. "Todos se alegraron muchísimo cuando llegó la tercera MDX".

La mayoría de los estudiantes inician el curso sin siquiera haber usado nunca maquinaria de fresado. "Las Roland son geniales ya que un estudiante sin experiencia alguna de mecanizado puede ir y comenzar a crear partes con muy poca capacitación o supervisión", dice Eberhart. Al inicio de sus cursos, Eberhart conduce una pequeña sesión de tutoría y en dos o tres horas los estudiantes pueden empezar a fresar proyectos por cuenta propia. "Ojalá todas nuestras demás máquinas fueran tan fáciles de usar como las Roland", dice Eberhart.

"Ojalá todas nuestras demás máquinas fueran tan fáciles de usar como las Roland", dice Eberhart.

Eberhart atribuye la facilidad de uso de la fresadora a la combinación única de software y hardware Roland. Las fresadoras Roland vienen equipadas con el software SRP Player CAM que utiliza asistentes para automatizar el proceso de prototipado y generar de forma rápida y precisa rutas de herramienta. El programa brinda también un escalado tridimensional uniforme y compatibilidad para fresado de cuatro ejes. Después de que los datos son ingresados, el software genera una simulación de las partes tridimensionales finalizadas, permitiendo al operador de la máquina revisar el prototipo en pantalla antes que sea fresado. El resultado es una producción más rápida de prototipos, una mayor precisión en las dimensiones y un acabado más liso. "Es un excelente sistema", dice Eberhart. "El software retira todas las conjeturas y opera eficientemente la máquina".

Los estudiantes utilizan el taller de fabricación en la producción de proyectos para una variedad de cursos, incluyendo estudios de diseño, cursos de diseño de muebles, cursos de utilización de productos y cursos de diseño arquitectónico e industrial. Para proyectos a menor escala, las máquinas MDX son generalmente utilizadas para general el proyecto final. Para proyectos más grandes y complejos, los estudiantes generalmente emplean las máquinas de fresado para producir un modelo tridimensional del diseño, practicando los cortes que necesitan hacer en las fresadoras CNC. Pueden también utilizar la MDX para fresar una horma para el equipo más grande, así como también practicar procesos de fresado a doble cara.

Eberhart aprecia las características de seguridad de las máquinas fresadoras de Roland. A diferencia de otras máquinas en las instalaciones, los estudiantes están permitidos de ir y emplear las máquinas Roland sin supervisión directa las 24 horas del día. Para evitar daños accidentales, Eberhart inserta una tabla de madera contrachapada "de sacrificio" entre la pieza que los estudiantes están fresando y la máquina. "Las características de seguridad son excelente. Los sensores de torque y la realimentación por par de carga son tan buenos que pueden funcionar de forma autónoma, sin atender", dice Eberhart. "Hemos construido literalmente miles y miles de trabajos, con principiantes operando las máquinas, y nunca hemos tenido ningún problema".

Eberhart les da crédito a las fresadoras MDX por la apertura del uso de la tecnología del prototipado a una audiencia mucho más amplia. "La facilidad de uso hace que todo el campo sea accesible a gente que nunca se acercaría debido al factor intimidación", dice Eberhart. "El efecto de esta tecnología en los tipos de curso que podemos ofrecer y el nivel de sofisticación que podemos brindar ha sido enorme".