La Impresión Digital Ayuda a SureShot a "Dispensar" Gráficos Precisos

SureShot Dispensing Systems   |   Canada

Según Jon Cyr, él empezó con la impresión digital literalmente por accidente. En el año 2006, una lesión en el departamento de fabricación de metales en SureShot Dispensing Systems le dejó a Jon considerando opciones alternativas de carreras. Él siempre había sido creativo, y sus jefes apoyaron su re-capacitación en diseño gráfico.

El cambio vino en un momento importante en la trayectoria empresarial de SureShot. El fabricante canadiense proporciona máquinas expendedoras de varias cadenas de restaurantes de servicio rápido (quick service restaurant o QSR), así como de gasolineras y tiendas de autoservicio a través de los EE.UU. y Canadá. Con el fin de integrar nuevas tecnologías, SureShot ha decidido cambiar varias de sus máquinas de botones de activación piezoeléctrica de canales a botones capacitivos sensibles al tacto, similares a las pantallas táctiles usadas en muchos otros dispositivos. Los departamentos de Ingeniería y Desarrollo de Productos de SureShot trataban de desarrollar una forma de fabricar gráficos para sus líneas de máquinas expendedoras que puedan ser personalizados para cada cliente, se adhieran a paneles Lexan, y puedan resistir el número de presiones de botones requeridas durante el ciclo de vida útil de una máquina expendedora.

Al principio la empresa probó con serigrafía para diseñar representaciones gráficas de las funciones de botones, pero los costos de configuración y desechos, junto con la incapacidad de usar colores por encima de las pantallas o producir ciertos efectos y gradientes complejas demostraron ser limitadores. La siguiente idea fue usar impresiones fotográficas de alta calidad; pero debido a que las fotos no estaban adheridas a la cubierta plástica, las cargas estáticas se acumulaban y causaban que más de un botón se activara.

Jon entonces propuso que la empresa emplee la impresión digital. Con la ayuda de su distribuidor Roland, él creó un proceso de impresión invertida, con reverso de película para laminación blanca que aplicó al interior de la ventana Lexan. Esta configuración fue también adherida al circuito impreso usando un adhesivo de transferencia de doble cara.

Al principio, Jon hizo todo el trabajo de diseño y la impresión fue subcontratada, pero los retrasos en la entrega y el alto costo de la subcontratación de la producción hizo que Jon presentara una propuesta a la gerencia. “En base a las entrevistas con nuestros proveedores y mi propia investigación, decidí recomendar la compra de la máquina estándar en la industria: la VersaCAMM de Roland”.

&ldquoDiseño en Adobe Illustrator y Photoshop, y no tenía ninguna experiencia con el software RIP”, dice Jon. “Abrí el programa VersaWorks y en menos de medio día ya estaba rasterizando mis propios diseños.”

Jon presentó tres escenarios, cada uno de los cuales demostraba que al comprar una printer/cutter digital VersaCAMM SP-300V de Roland, ésta se pagaría por sí sola únicamente con demostraciones de ventas en menos de 18 meses. De más está decir que la gerencia aprobó su recomendación.

Cuando SureShot adquirió la VersaCAMM, Jon recibió un tutorial a cargo de su representante de servicio Roland y luego empezó a aprender por su cuenta las habilidades de la printer/cutter. “Yo diseño en Adobe Illustrator y Photoshop, y no tenía ninguna experiencia con el software RIP”, dice Jon. “Abrí el programa VersaWorks y en menos de medio día ya estaba rasterizando mis propios diseños”.

“La función de impresión/corte de la VersaCAMM la hace una máquina ideal para nuestra empresa”, agrega. “Cuando estábamos subcontratando, un solo diseño podía tomar una semana o más, de principio a fin. Ahora puedo fácilmente diseñar, imprimir y cortar solo en un día”.

SureShot Dispensing fabrica cuatro modelos base de máquinas expendedoras para la industria de servicios alimentarios, cada uno de los cuales puede ser personalizado para expender cantidades específicas de líquidos, jarabes o polvos. La personalización de los diseños también depende de si la máquina será usada detrás del mostrador de ventas o como auto-servicio para clientes. “Ser capaces de proporcionar paneles personalizados para nuestros clientes nos da una enorme ventaja competitiva”, dice Jon.

Para crear un panel personalizado de 15 cm x 15 cm, Jon imprime a la inversa sus diseños en material de impresión transparente, y luego aplica una película blanca de laminado. Jon usa las tintas ECO-SOL MAX y materiales Roland para producir sus paneles de acuerdo a sus propias especificaciones.

El paso final es el corte preciso de contornos. Jon confía en la tecnología de impresión/corte de la VersaCAMM para alinear correctamente los paneles de 15 cm x 15 cm. “El corte de precisión es crítico debido al aspecto técnico; los botones tienen que estar alineados para que las LED funcionen”, dice Jon.

A medida que Jon se ha familiariza más con su VersaCAMM, él descubre más usos para esta tecnología. “El beneficio principal fueron los paneles de botones, y ahora podemos hacer exhibiciones retroiluminadas y asistentes de cargas de productos”, dice Jon. “¡También diseñé varios afiches de seguridad porque sé cuán importante es ésta en el trabajo!”

Jon también ha usado papel regular en la VersaCAMM para producir planos de proyectos y afiches. “Pienso usar película estática, pancartas, muestras de ferias comerciales y materiales magnéticos”, dice Jon. “Nuestra máquina funciona ocho horas al día ahora”.

Para mejorar sus habilidades, Jon recientemente asistió al Taller de Color y Productividad Roland en Rhode Island. El curso de Productividad enseña una mayor eficiencia a través del mantenimiento y anidado de trabajos, mientras que el de Color brinda una guía profesional sobre el uso de Roland Color, un exclusivo sistema de colores que garantiza la fidelidad en colores planos. “Los talleres fueron geniales”, dice. “Fue muy útil para mí aprender de los profesionales y escuchar a mis colegas en el campo narrar sus experiencias de la vida real”.

SureShot ha encontrado muchos usos para su VersaCAMM que han ayudado a ahorrar dinero y tiempo a la empresa. “Si tenemos una herramienta tan potente, ¿por qué no usarla?”, dice Jon. “Solo en guías de tareas hemos logrado que la empresa ahorre más de US$ 16.000 en seis meses”.