El Nuevo Significado de Comunicarse "Cara a Cara": Montrehologramme

Montrehologramme   |   Quebec, Canada

Claude Fournier es un joyero cuya gran pasión es el trabajo personalizado. Desde el 2006 ha estado produciendo un producto único en Bijouterie L’Ormiere de Quebec, Canadá. Dicho producto atrae clientes tanto a su sitio Web como a las puertas de su mismo negocio: la impresión fotográfica de impacto en caras de relojes.

El trayecto recorrido entre la inspiración hasta el producto final ha sido muy largo. Fournier concibió la idea por primera vez durante sus estudios en la escuela de joyería; pero no estaba seguro acerca de qué método de grabado debería usar. Intentó con una gama de propuestas, comenzando con la subcontratación del proyecto a un taller de grabado en láser en Toronto. "Mandábamos constantemente fotografías y materiales a dicha empresa y recibíamos tamaños y grosores incorrectos. Los plazos de entrega eran de dos a tres semanas y las imágenes eran borrosas. Era un verdadero problema", dice Fournier.

Él contactó a un amigo que conoció en el ejército, Jean-Yves Levesque, quien además de estar capacitado en joyería es mecánico y especialista en informática. Durante la feria de Joyería en Montreal, ambos encontraron la solución a sus necesidades: la impresora de impacto METAZA MPX-70 de Roland. "Al ver a la MPX-70 en acción, sabíamos que la máquina podía conseguir lo que estábamos buscando", dice Fournier. "Las imágenes eran nítidas y extremadamente reales, de una calidad muchísimo más superior que la del grabado en láser".

"Al ver a la MPX-70 en acción, sabíamos que dicha máquina podía hacer lo que queríamos”, dice Fournier. “Las imágenes eran nítidas y extremadamente realistas, de mucha mejor calidad que las grabadas en láser."

Luego de encontrar un proveedor en China para las caras de los relojes, Fournier y Levesque empezaron a refinar el flujo de trabajo. Empleando el software Dr. Metaza 2 de Roland, diseñaron plantillas para los números en las caras de los relojes, y mecanizaron guías especializadas para sostener la cara del reloj en el centro del área de impacto. Probaron y perfeccionaron su proceso, alineando el diseño en las caras de los relojes con una precisión de 0,1 mm.

Ahora, para crear un reloj completo con impresión fotográfica de impacto, Fournier escanea una fotografía o logotipo proporcionado por el cliente. Luego, Fournier realiza cualquier ajuste necesario a las proporciones de claros y oscuros para una impresión de impacto óptima. Si el cliente está disponible, Fournier puede mostrarles la foto inmediatamente en la pantalla del ordenador, así como demostrar varios tonos diferentes creados por el software.

A continuación, el cliente selecciona un estilo para los números de la cara del reloj y Fournier carga la foto en la plantilla de estilo la foto en la plantilla de estilo seleccionado. Entonces Fournier utiliza la MPX-70 para imprimir la cara del reloj. Una vez que el cliente ha aprobado la impresión, Fournier ensambla el reloj. "Nuestra ventaja es que somos joyeros, así que sabemos cómo reensamblar cuidadosamente los relojes", dice Fournier."Es un proceso mucho más complejo que otras aplicaciones, pero los resultados hacen que valga la pena el esfuerzo".

Debido a lo sencillo de la impresión, Fournier es capaz de ofrecer entregas de productos finales el mismo día, de ser necesario. Los clientes a menudo acuden a él para conseguir relojes conmemorativos, como por ejemplo una celebración de Bodas de Plata. "Me traen una foto del día de la boda, y con ésta podemos reproducir todos los detalles con mucha exactitud en bellísimos relojes", afirma. Fournier también ha recibido solicitudes de relojes con impresión fotográfica de impacto para celebraciones de cumpleaños o para recordar la vida de un ser querido.

Fournier sigue el mismo proceso para órdenes corporativas, enviando muestras de la cara del reloj impresa a impacto para que el cliente las apruebe antes de ensamblar los relojes. Típicamente, los clientes corporativos desean que su logotipo esté en la cara del reloj. Otras veces, el trabajo es más complejo, tal como el reloj producido por Fournier para celebrar el quincuagésimo aniversario de la Pewee International Hockey Association. El gráfico del aniversario de la Asociación, extremadamente detallado, fue muy difícil de reproducir por otros fabricantes. "Ninguna otra empresa, incluyendo Timex, pudo capturar todos los detalles en el reloj", dice Fournier. "Les enseñé una muestra en un solo día. Las líneas extremadamente finas que pude crear me hicieron ganar el contrato".

Fournier y Levesque se han diversificado y ahora crean trofeos y metales con centros de fotografías impresas a impacto para eventos locales y nacionales, incluyendo el Festival Western de St. Tite en Quebec, el cual es la segunda más grande estampida en Norteamérica. Ofrecen trofeos que incorporan un diseño por separado para cada evento en la competencia así como medallas con el logotipo del festival. También han empezado a hacer anillos de trofeo con inserciones de fotografías impresas a impacto para eventos tales como Canadian Cup Rodeo Championships.

Los dos ex militares están, quizás, más profundamente emocionados por el trabajo que realizan para las Fuerzas Armadas de Canadá. Además de proporcionar los relojes conmemorativos por años de servicio en las Fuerzas Armadas, el taller graba placas de acero inoxidable de nombres hechas para el monumento al regimiento de Quebec que conmemora a sus héroes caídos. Fournier y Levesque crearon el diseño de las placas de nombres y grabaron cada una con el nombre del soldado y el logotipo. "Estos son hombres con los que solíamos trabajar, y queremos mostrarles nuestro respeto y homenajearlos de la mejor manera posible", dice Fournier.

El negocio de Fournier ha crecido en gran parte debido a la comunicación de boca en boca. "Cada reloj que imprimimos es un anuncio publicitario para nuestro negocio", afirma Fournier. Sus sitios Web (montrehologramme.com y holographicwatch.com), en francés e inglés, le aportan aproximadamente el 40% de su órdenes. Fournier se esfuerza por mantener sus productos a precios módicos, ofreciendo varios modelos de relojes impresos a impacto por menos de $100.

Fournier disfruta de su trabajo y de las reacciones que recibe por la calidad de los diseños que produce. "Lo que más me gusta de este producto es que cuando le mostramos a nuestros clientes lo que podemos hacer, se quedan boquiabiertos", declara Fournier.