Una Casa en Un Árbol se construye en Brooklyn

Flavor Paper   |   Brooklyn, NY

Los residentes de Brooklyn se sorprendieron gratamente en mayo al encontrar fotos de formato grande impresas digitalmente exhibidas en edificios, andamios y techos a lo largo de su ruta al trabajo. Estas imágenes a gran escala, de una serie llamada “The Treehouse” (“La Casa de Árbol”) por el fotógrafo Robert Holden, describen la vida en una comunidad utópica de la selva lluviosa y fueron mostradas durante dos semanas como parte del New York Photo Festival.

"La flexibilidad de la impresión digital en términos de color, tamaño de impresión y escalado es tremenda para nosotros”, dice Sherman. “Nuestro punto fuerte es la personalización, y la impresión digital nos da un rango completamente nuevo de posibilidades. "

Toda la serie de 52 imágenes fue impresa en una impresora/cortadora de color de formato grande SOLJET de Roland por Flavor Paper, un taller de seis personas en Brooklyn especializado en revestimientos de pared tipo pantalla hechos a mano e impresos digitalmente. “Robert vino a fotografiar nuestros diseños para Elle Décor Britain y vio una impresión de una foto saliendo de la Roland”, dice el dueño de Flavor Paper Jon Sherman. “Él se quedó verdaderamente impresionado con el color y la resolución, y luego nos pidió trabajar con él en esta exhibición”.

Flavor Paper ha comprado una SOLJET luego de investigar productos en SGIA. “Elegimos a Roland por su excepcional calidad de impresión”, dice Sherman. “Nuestros clientes viven muy cerca de nuestros productos, así que las impresiones deben ser perfectas”. Sherman también valora la función de impresión/corte de la máquina, que le permite crear fácilmente diseños por capas.

Para el proyecto Treehouse, Sherman trabajó como voluntario con un gran equipo que incluyó al fotógrafo, arquitectos, funcionarios municipales, un personal de instalación y propietarios del área. Roland DGA donó un paquete completo de sus tintas ECO-SOL MAX , y Arlon Graphics donó varios tipos de materiales de impresión.

La preparación para el evento duró varios meses, pero las impresiones en sí fueron producidas en menos de una semana. “La Roland funcionó las 24 horas de cada uno de los seis días”, dice Sherman.

La reacción a la exhibición en exteriores ha sido satisfactoria para Sherman. “El fotógrafo se asombró de cuán limpias y precisas quedaron las impresiones a tan gran escala”, dice Sherman.