La Impresión Digital le da Nuevas Oportunidades a Taller de Grabado

Watsons Engraving & Signage   |   Dundas, Ontario

Scott Watson, hijo de los fundadores de Watsons Engraving & Signage en Dundas, Ontario, empezó su carrera como ebanista. Luego de capacitarse en un taller local, se unió a sus padres en su negocio de grabado, agregando letreros a su oferta de productos. “Fue ahí cuando todo en verdad empezó a marchar”, dice Watson.

Watsons eligió una Roland como su primera impresora digital, y nunca abandonó la marca. “Las máquinas Roland han estado presentes constantemente en nuestro taller. Son fáciles de usar y generan impresiones de altísima calidad”, dice.

Tecnología de Alto Rendimiento
Hoy en día, el taller confía en la impresora/cortadora de 162 cm TrueVIS™ VG-640 de Roland. “Es una impresora asombrosa, súper-rápida”, dice. “El primer trabajo que produjimos tenía verdes y azules que casi se escapaban del sustrato”.

Para mantener una superior calidad de producción, Watson usa exclusivamente las tintas TrueVIS™ de Roland. “Especialmente nos gusta la vivacidad de los colores y la consistencia y durabilidad de la tinta en general”, dice Watson.

Watsons se especializa en letreros para interiores y exteriores, letreros de orientación, gráficos de paredes y ventanas, y rotulaciones y diseño de letras para vehículos y flotas de transporte. También producen calcomanías, etiquetas y placas. Ellos tienen como clientes a muchas industrias y proveedores de salud, además de talleres pequeños, tiendas minoristas y restaurantes.

“Es una impresora asombrosa, ultra rápida. El primer trabajo que produjimos tenía verdes y azules que casi se escapaban del sustrato”.

La Impresora/Cortadora Ahorra Dinero
Watsons se encuentra en el ex-local de una fundición y cuenta con cinco trabajadores a tiempo completo, incluyendo un artista gráfico. “Es en verdad muy útil tener la habilidad de impresión y corte en una sola máquina. Una cortadora autónoma nos hubiera salido muy cara y hubiera ocupado más espacio”, dice Watson.

Recientemente a Watson se le pidió diseñar, imprimir e instalar una rotulación en un remolque cerrado de 8 m, para el próximo fin de semana. “Nos asignaron el trabajo el día lunes y pudimos terminarlo para el jueves”, dice Watson. “Impresionamos al cliente, lo cual es una gran forma para éste que se vuelva recurrente.

“Las impresoras Roland hacen la diferencia al expandir nuestra oferta de productos y mantener nuestro negocio viento en popa”.