Siete Claves para una Perfecta Impresión

Detesto tener problemas con impresiones, siendo ya difícil el mantenernos a flote en esta economía. A menudo trabajamos en entornos más optimizados, haciendo de todo para mantenernos rentables. Lo último que necesitamos es tener problemas con nuestros equipos creadores de gráficos al producir un letrero o pancarta decente. ¿No sería genial obtener impresiones consistentes, predecibles y de alta calidad con nuestras impresoras de formato grande cada vez que hacemos clic en el botón “print”? Bueno, los siguientes puntos están diseñados para ayudarle a lograr y mantener una calidad que hará de usted la envidia de sus competidores. Estos puntos han sido preparados principalmente para trabajos con impresoras Roland, pero pueden ser usados para muchas y distintas impresoras.

Punto 1: Limpiadores

¿Cuántos de ustedes saben lo que los limpiadores son? Los limpiadores son el mejor recurso que usted puede tener para limpiar cabezales. A menudo nos enteramos de quejas sobre “fallas” de cabezales o problemas con calidad de impresión, solo para darnos cuenta de que los limpiadores en la impresora nunca fueron reemplazados. Limpiar sus cabezales de impresión con un limpiador cubierto con tinta seca, pelos de perro o pelusa de alfombra es como limpiar el parabrisas de su auto con un escurridor grasiento. Cambie sus limpiadores prontamente y con frecuencia.

Punto 2: Solución de Limpieza

Consiga una botella de solución de limpieza adecuada para el tipo de tinta que usted esté usando en su impresora. Una vez por semana, inspeccione sus cabezales de impresión y límpielos con un aplicador de punta de goma espuma empapado en solución limpiadora. Usted puede ver que la acumulación de tinta desaparece y sus cabezales vuelven a una condición impecable. Recuerde nunca usar un aplicador para frotar la parte inferior de su cabezal de impresión, solo los lados donde la tinta se haya acumulado. Deje que los limpiadores limpien la superficie del cabezal (ver arriba).

Punto 3: Mantenimiento Programado

Las inspecciones y tareas de limpieza regulares de su impresora le garantizan una calidad superior y consistente. Limpie los cabezales (ver arriba), limpiadores y tapas superiores (el pequeño ensamblado que apoya al cabezal cuando no está activo). Limpie cualquier exceso de tinta de la placa y asegúrese de que no se obstruya la ruta del material de impresión. Recomiendo que los cabezales de impresión reciban mantenimiento una vez por semana. Por tanto, cada semana pase unos diez minutos limpiando su impresora.

Punto 4: Calibración

Cada material que usted usa en su impresora tiene propiedades únicas. Por ejemplo un vinilo moldeado de 2 mil tiene un grosor distinto al de un material de pancarta permeable de 15 Oz. Las distancias de la superficie del cabezal a la superficie del material de impresión son diferentes como las maneras en que los diversos materiales de impresión son alimentados a la impresora. Por tanto, es de suma importancia que usted recalibre su impresora para cada tipo de material de impresión que usted vaya a usar. Las dos calibraciones básicas son calibración de alimentación (calibración en modelos Roland) y calibración bidireccional. La calibración de alimentación ajusta la distancia recorrida por el material de impresión a través de la impresora luego de cada pasada de impresión, y la calibración bidireccional asegura que los cabezales de impresión estén colocando microgotas en las mismas posiciones al pasar en ambas trayectorias en su carro.

Punto 5: Preconfiguraciones

Una característica poco conocida de las impresoras Roland es la habilidad de establecer características predeterminadas para cada material de impresión que usted use, en la forma de Preconfiguraciones. Por tanto, usted puede calibrar su impresora para las características específicas de cada material de impresión que usted use, y luego guardar dicha configuración de calibración como una Preconfiguración. Así que la próxima vez que usted cambie a dicho material de impresión, solo tiene que cargar dicha Preconfiguración y la impresora ajustará su configuración de calibración a dicho material de impresión. Las impresoras Roland más recientes incluso permitirán que usted nombre las Preconfiguraciones para una fácil identificación (“Pancarta”, “Molde”, “Transparente”, etc). Esto puede ahorrar mucho tiempo y permitir a los usuarios menos experimentados a operar las impresoras sin tener que recalibrarlas.

Punto 6: Tinta

¡Use tintas de fabricante de equipo original (OEM)! Se que en esta economía difícil la tentación es grande para ahorrar dinero en donde sea posible. ¡La tinta no es algo para economizar! Sin importar lo que los fabricantes le digan, las tintas de terceros cambiarán los colores de sus impresiones, obligándole a encontrar o crear nuevos perfiles. Los problemas como densidad, tiempos de secado y daños potenciales a componentes sensibles de su impresora (reemplazar cabezales de impresión cuesta tanto como US$ 2.500) afectarán en última instancia su habilidad de crear impresiones consistentes, y pueden terminar haciéndole gastar más dinero que el que usted “ahorra” al comprar estas tintas en lugar de las tintas del fabricante de la impresora.

Punto 7: Distribuidor

Mantenga una sólida relación con su distribuidor. Si usted no tiene un distribuidor, o no sabe cuál es, puede encontrarlo mediante las funciones de localizador de distribuidor en sitios Web de fabricante como www.rolanddga.com. Desarrollar una buena relación con su distribuidor le proporcionará un recurso valioso para obtener nuevos materiales de impresión, responder preguntas técnicas sobre su software/hardware, y reparar su impresora en caso lo necesite.