Dándole a los Estudiantes Vocacionales la Ventaja Tecnológica

Instituto de Educación Superior W.J. Mouat   |   Abbotsford, Columbia Británica, Canadá

David Liversidge y Patricia Beck, instructores en el Instituto de Educación Superior W.J. Mouat en Abbotsford, Columbia Británica, creen que es importante estimular a sus estudiantes a través de la tecnología. “Tenemos la suerte de tener equipos de última generación que mantienen el interés en nuestros estudiantes, dándoles habilidades relevantes para el mercado laboral de hoy”, dice Liversidge.

Liversidge tiene a su cargo el Departamento de Educación Comercial y Tecnológica del instituto, en donde aproximadamente un tercio de los 1.600 estudiantes de W.J. Mouat toman cursos vocacionales que van desde carpintería hasta ciencias alimentarias.

Liversidge enseña uno de los cursos más populares: gráficos y producción de letreros de vinilo. Cada año ella enseña a 170 estudiantes los principios básicos de la creación de letreros.

Liversidge empezó la clase como un curso de dibujo y diseño hace diez años. “Si los estudiantes terminaban sus tareas temprano, yo les dejaba usar la cortadora Roland”, dice Liversidge. “Me dí cuenta que estaban trabajando muy rápido para que puedan luego crear calcomanías”.

La base del curso es la impresora/cortadora de formato grande SOLJET de Roland de 137 cm.

“La función de impresión y corte de la SOLJET es extremadamente útil”, dice Liversidge. “Los estudiantes pueden concluir sus proyectos en un solo flujo de trabajo”.

La clase produce letreros para la escuela, incluyendo pancartas para equipos deportivos y letreros de eventos, así como entre 100 a 150 proyectos para año para organizaciones sin fines de lucro locales. Los estudiantes también rotulan uno o dos vehículos por año. Los estudiantes de Patricia Beck usan la fresadora de sobremesa en clases tales como Diseño y Boceto en 3D, y Diseño Avanzado.

La MDX de Roland es la primera máquina CNC que la mayoría de sus estudiantes han visto, menos aún usado. “La MDX es potente, precisa y fácil de usar, lo que la hace una gran herramienta de enseñanza”, dice.

Patricia hace que sus estudiantes empiecen con un simple posavasos de madera fresado en la MDX. Para el fin del semestre, algunos de sus estudiantes ya usan la máquina para fresar sus propios diseños. El estudiante de último año Nathan McGuffin diseñó un reloj art decó y fresó un prototipo del cuerpo del reloj en la MDX, y luego fresó el cuerpo final del reloj en madera wengué oscuro con un tigre de madera más claro en medio como contraste.

“A nuestros estudiantes usualmente les va bien en las competencias del distrito debido a que pueden explicar exactamente cómo desarrollaron su modelo”, dice Patricia. “Es asombroso verlos progresar desde un trabajo en proyectos simples pre-diseñados hasta el fresado de sus propios diseños en la MDX”, afirma.

Liversidge quiere ver más tecnología avanzada en la educación. “Veo mucho valor en estos equipos”, dice. “¿Por qué no los tendríamos en todas las escuelas?”