The Sign Cellar

La Tecnología de Vanguardia de Impresión Mantiene al Taller Kamloops Siempre Un Paso Adelante

The Sign Cellar   |   Kamloops, British Columbia

El tiempo vuela cuando uno se divierte, y para Cameron Hackl ha estado en pleno vuelo desde que inauguró The Sign Cellar en Kamloops, British Columbia, Canadá, en 1990. Hoy en día, los gráficos digitales que él diseña están esparcidos sobre productos que van desde tarjetas de presentación hasta rotulaciones de botes.

 

Construyendo la Fundación
Durante los primeros diez años, Hackl se enfocó en hacer crecer su negocio. En el año 2000, él compró su primera impresora Roland. “En verdad aprecio la solución de impresión/corte Roland. Particularmente cuando nuestro espacio es limitado, tener dos máquinas en una es verdaderamente conveniente”, dice Hackl.

Tenemos que ofrecer una solución integral para nuestros clientes. En verdad dependemos de la versatilidad de nuestra Roland”.

Cinco máquinas Roland después, su taller sigue prosperando. Hoy en día, The Sign Cellar es un proveedor integral con cuatro empleados, operando desde un edificio autónomo con un garage de gran profundidad. “Nuestra TrueVIS™ VG-540 es un verdadero caballo de batalla. Funciona todos los días de atención al público”, dice Hackl.

La ciudad de Kamloops está creciendo, y el negocio de Hackl se ha expandido hacia la producción de productos de desarrollo de marcas y marketing. “Tenemos que ofrecer una solución integral para nuestros clientes”, explica. “En verdad dependemos de la versatilidad de nuestra Roland”.

Además de letreros para interiores y exteriores, afiches, pancartas y gráficos para paredes, ventanas y vehículos, Hackl ahora produce tarjetas de presentación, calcomanías e incluso camisetas con logotipos.

Los clientes de Hackl incluyen pequeños negocios así como restaurantes de categoría, proveedores de servicios y tiendas minoristas. Él también proporciona gráficos para la universidad y departamento de bomberos locales, así como para grandes corporaciones tales como Coca-Cola, Domtar y New Gold Inc.

 

Diseño Gráfico Triunfador
Hackl nota que las expectativas de los clientes en diseño gráfico han aumentado. Como por ejemplo, recientemente rotularon un bote para que parezca un antiguo Chris-Craft de madera. “Los colores y detalles de grano se lograron a la perfección. Es un efecto verdaderamente convincente”, dice Hackl.  

Después de casi 30 años en la industria, Cameron se siente agradecido por su éxito. “Es una gran profesión. Asombramos a todos, desde empresarios principiantes hasta ejecutivos experimentados. Con los equipos correctos, podemos ayudarles a todos”, dice.