BT-12: Pre-tratar o No Pre-tratar | Roland
News Views & How-To's
Pancarta de BT-12: Pre-tratar o no pre-tratar

BT-12: Pre-tratar o No Pre-tratar

por Lily Hunter, Gerente Principal de Productos Roland DGA


BT-12 

¿Cuál es la pregunta más frecuente que nos hacen con respecto a la impresora directo-a-prenda (DTG) VersaSTUDIO BT-12? Adivinó: “¿Debo aplicar un pre-tratamiento?”

¿Por qué nos hacen esta pregunta? Generalmente usted verá que los que imprimen directo-a-prenda (DTG) aplican pre-tratamiento. Sin embargo, esto se hace principalmente para prendas de colores oscuros. El pre-tratamiento ayuda a que la tinta blanca se adhiera mejor a la tela, creando una buena base para la aplicación de colores CMYK. Sin embargo, algunos usan el pre-tratamiento para camisetas blancas y de colores claros.

El pre-tratamiento, al ser usado correctamente, ayuda en dos formas: incrementando la resistencia de lavado y mejorando la adhesión y vivacidad de la tinta, especialmente si se usan camisetas de baja calidad en las cuales fácilmente se forman bolitas de fibra. ¿Notó cómo hice énfasis en “al ser usado correctamente”? Esto debido a que usar un pre-tratamiento no necesariamente garantiza un mejor resultado. Seguir los tres pasos a continuación, sin embargo, ayudará a garantizar que su pre-tratamiento entregue los resultados deseados:

  1. Empareje el pre-tratamiento con las tintas. No hay una “solución universal”. Solo porque un pre-tratamiento funciona con una marca de tintas no significa que funcionará con otra. Además, hay pre-tratamientos formulados específicamente para camisetas blancas o de otros colores, así que elija apropiadamente.
  2. Asegúrese de usar la cantidad adecuada. Esto es de suma importancia. Demasiado pre-tratamiento hará que la prenda esté rígida y descolorida (esto será más evidente en camisetas blancas y de colores claros), y muy poco pre-tratamiento será como no usarlo del todo. Al no usar la cantidad exacta usted agrega más costos a su producción pero no cosecha los beneficios.
  3. Rociador Wagner¡Siempre haga pruebas! Tome nota de las marcas de pre-tratamiento que usted usa y cómo las aplica. Hay personas que usan un rociador Wagner (o similar) para rociar pre-tratamiento. Al usar este método, sin embargo, puede ser difícil lograr un rociado parejo o medir cuánto rociado (gramos de pre-tratamiento) usted está usando. Para secar la prenda tratada, usted puede colgarla o usar una prensa de calor. Otros usarán láminas de papel de pre-tratamiento DTG, que tienen una cantidad uniforme de pre-tratamiento. Usted necesitará usar una prensa de calor para transferir el pre-tratamiento del papel a la tela. Un ejemplo para esto es el papel DTG PreTreat® de Neenah.

Ya que la BT-12 es una impresora de solo CMYK que es usada para prendas blancas y de colores claros, no se necesita pre-tratamiento. Nuestra recomendación, que refleja lo que la mayoría de personas hacen al imprimir directo-a-prenda en camisetas blancas o de colores claros, es empezar con camisetas de alta calidad. Una camiseta de 100% algodón peinado e hilado en anillo es lo mejor, ya que su tejido ajustado creará una buena base para las tintas. Además, no se forman bolitas de fibra que dan la apariencia de decoloración. Incrementar la densidad y saturación de colores (es decir, aplicar más capas de tintas) mejorará también la resistencia al lavado. Esto se puede lograr en el software de diseño, sea software de Roland, Adobe® Illustrator, Adobe® Photoshop, etc. Pero si usted decide usar un pre-tratamiento, asegúrese de hacer su diligencia debida y primero haga pruebas de compatibilidad y durabilidad.

¡Feliz venta, y salgan a conseguir más clientes!

Roland DGA

Lily Hunter

Lily Hunter is Roland DGA, Senior Product Manager of eCommerce & Supplies, and manages the consumables and machine supplies at the Roland DGA Store as well as being Roland DGA product and industry expert on dye-sublimation and textile printing.